Y escuchamos historias de amor y tequila.
Bebimos, reímos,
vivimos un buen rato.
Bares e historias.
Buen cocktail.