Este año nos han robado:
una silla de terraza,
una escobilla de baño (oiga usted, como se roba una escobilla de baño?),
si hablamos de ambientadores: tres eléctricos, varios mikados, las pilas de un pulverizador.
Tres colgadores del baño (hay que salir de casa con un destornillador?)
Dos plantas de la terraza,
cucharillas de café, servilleteros un par y cubiletes de barra para la basura, varios.
Tres o cuatro botellines de cerveza de la estantería,
y flores cuando adornamos, qué os voy a contar.
En cuanto a ganancias, han sido muchas.
Pero un año más, la principal sigue siendo
la gran cantidad de momentos de felicidad que podemos compartir con vosotros.
En 2018, seguiremos recetando todos los días!!!