mis-abuelosUn verano, hace trece años, entraron al bar a tomar el vermú una tresena de abuelos.

Juan Mari, Fernando y Txomin.

Siguieron viniendo día tras día y se fueron añadiendo más a la cuadrilla. Se ubicaron en una mesa que ya fue suya, la mesa de los abuelos.

Han celebrado cumpleaños, nos han visto crecer, hemos ido viendo pasar nuestras vidas y sobre todo, les hemos visto disfrutar.

Sabemos sus gustos y es un placer tenerlos ahí, día tras día.

Esta foto se hizo en verano del 2015. Ya contamos con una baja (va por ti, Koke).

Me han enseñado cosas que solo se saben con la edad.

Yo de mayor quiero ser como vosotros.